Google+ Followers

miércoles, 30 de enero de 2013

LA NARANJA MECÁNICA DE ANTHONY BURGESS

Bueno la verdad, creo que no sé cómo empezar a hablar sobre esta novela, podría decir que abunda en violencia gratuita, pero cohabita con la misma cantidad de sensibilidad por parte del protagonista. Esto pueden ser los signos principales de la juventud, o ¿estaría mejor dicho de la inmadurez?, la gente mayor puede ser inmadura, inestable, hambrienta de sensaciones, pero lo "natural" es que con el paso de los años procesemos de otra forma nuestros deseos, al contrario de otras personas, que aun siendo muy jóvenes son muy maduras.
Es por su inmadurez, que este grupo de chavales tienen pasión por la violencia, pero por lo menos el protagonista, también tiene pasión por la música, en fin, el significado que pude entender del libro hace unos 10 años es que el ser humano está programado. Cuando se es inmaduro se recurre a la satisfacción personal de nuestras apetencias por muy ilógicas y salvajes que sean, y es el crecimiento personal el que nos frena y borra de nuestros instintos primarios la irracionalidad, para sustituirla por la estabilidad emocional, el largo plazo, la no satisfacción inmediata, pero esos instintos marcados por nuestro código genético siguen estando ahí, mas de una manera menos impetuosa.
Bajo mi punto de vista esta perspectiva de la inmadurez me parece exagerada -aplicándolo a la sociedad en general, casi nadie con 16 años va dando palizas a discreción, pero por desgracia eso existe-  al igual que la absoluta indefensión de las víctimas de este grupo de chicos, pero claro, entonces no habría acción ni contraste en las actitudes de los personajes. Es un gran libro.

Os recomiendo también mi libro "Cerebros de cristal" el cual ya ha marcado impresiones a algunos lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario