Google+ Followers

martes, 22 de enero de 2013

OLIVER TWIST DE CHARLES DICKENS

Como podréis comprobar poco a poco, me pierde la literatura universal clásica. Según dicen lo clásico, es lo que no se puede mejorar, estoy de acuerdo. Esta novela que leí con unos 12 años, me hizo crecer un poco más, a raíz de beberme este gran libro, no quise probar otro tipo de letras. Durante los días que estuve leyendo, me convertí en el pobre Oliver Twist, sufrí con él y odié a todos los que le hacián sufrir, era tan desdichada como él, me creía vestida con los mismos harapos, tenía la misma hambre, ni que decir tiene que me apasioné con los que sí le trataron como a un ser humano, a los que estaré eternamente agradecida.

No puedo hacer un análisis más exhaustivo porque seguro que ya habréis visto por lo menos una de las tropecientas versiones de la novela, hecho que también comenté con Pinoccio, pero que le vamos a hacer, son películas bien ambientadas, pero por favor, en un film ves la historia y sacas alguna conclusión, en el propio libro, lo vives sin más.

Y si es mentira lo que digo, me arranco la cabeza y me la como!

No hay comentarios:

Publicar un comentario