Google+ Followers

martes, 5 de febrero de 2013

CAMPOSANTO DE ÍKER JIMÉNEZ

¿Alguna vez te has parado a mirar detenidamente alguna de las obras de "El Bosco"? Si eres de los que creen, que los ojos nos engañan y nos ocultan otra realidad aquí te dejo una de las reflexiones que publiqué hace tiempo en mi Facebook:

EL BOSCO, SOBRE “EL JUICIO FINAL”

Al contrario de lo que opina mucha de la gente que han observado las obras de El Bosco, no tienen una misión ejemplarizante, yo diría que es representativa, nada más. En muchos de sus trípticos se muestran tres “fases” o paisajes en progresión, en las que el mensaje parece ser que los pecados cometidos se pagan;
los pecados serían, el sexo, la falta de austeridad, el ocio, hedonismo, pero bajo mi punto de vista lo que El Bosco quiere decir, es que el verdadero pecado, es la falta de compromiso con el clero, en el tríptico “El Juicio Final” en la parte izquierda, aparece Jesucristo advirtiendo a los hombres representados por Adán y Eva de los males de los pecados, pero éstos parecen despreocupados, la actitud de Adán es de desprecio a las palabras de Cristo ya que está tumbado de espaldas, están acechados por las tentaciones en todo momento, es más, a las espaldas de su consejero, sucede que un ángel o guardián de lo que sería el camino recto, trata de perseguir a unos hombres que parece que estaban cometiendo un pecado, pero lo que resalta aquí no es lo que estuvieran haciendo, si no que lo hacen a espaldas de Jesucristo. Es más, lo que son las alimañas que caen desde el cielo están dirigidas por el mismo Dios para castigar a los hipócritas, El dirige la jugada.

En la tabla del centro, se expone directamente el castigo impuesto, un paisaje de torturas y horror que empieza por el asedio a los hogares de los hombres quemando sus casas, empujándoles hacia lo que es el seno de la batalla o la tortura, en lo más alto se puede ver a la Iglesia mirando el espectáculo, mientras lo que creo que son los apóstoles están escandalizados y discutiendo entre ellos por lo que está sucediendo. ( eso no lo tengo claro)

Ya dentro de la reprimenda a manos de las alimañas enviadas por Dios, están las torturas a los que han cometido los pecados o han sido hipócritas con los compromisos de la cristiandad ( esto bajo mi punto de vista ), en el lado izquierdo de la tabla se puede ver a Adán y Eva, el primero está tranquilamente tumbado en la misma posición de la tabla izquierda pero mirando hacia el lado contrario, antes a espaldas de Cristo como ignorando sus palabras y ahora de cara a toda la carnicería que hay frente a su vista, parece demostrar que el siempre estuvo al margen de los mandatos de la Iglesia, no se ha comprometido y no parece recibir castigo alguno, el no ha sido hipócrita, parece que Eva tiene dudas con respecto a todo esto y parece que se deja llevar por las situaciones que transcurren.

En el cuadro derecho ya se representa el infierno, es como el tramo final, la desembocadura, los condenados quieren escapar, se amontonan para poder salir de allí, pero los que logran pasar de la puerta son devorados, ensartados, apuñalados, etc... es imposible salir de allí ya todo el acto pertenece a los monstruos que aplican los castigos, ya no hay figuras cristianas. Quien si que está presente, es el mismo pintor, el siempre está presente, ya que es capaz de alcanzar esa consciencia real, estas pinturas no son visiones oníricas, visiones dementes o simplemente imaginación. Es la realidad que sólo es capaz de experimentar quien se atreve a aislarse de la consciencia ordinaria que es la que nos oculta esta realidad, nos confunde y nos idiotiza. Hay que desaparecer de la consciencia ordinaria, “enterrarse en vida” para poder llegar a la verdad. En muchos de sus cuadros aparecen cuchillos ( creo que representan su mente entrando en este mundo paralelo ) su mente o alma entra como un cuchillo en esta realidad.

En sus obras anteriores, como Ecce Hommo, ya empezaban a aparecer estas criaturas venidas de esta realidad tan “intensa”.
__________
Sobre el libro, digo que es entretenido, en ocasiones, tal vez por mis pocos años (unos 20) me dió hasta un poco de miedo, bien redactado, misterioso. Merece la pena leerlo e ir a ver al Bosco al Prado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario