Google+ Followers

lunes, 4 de febrero de 2013

EL RETRATO DE DORIAN GRAY DE OSCAR WILDE

Hoy no sé si estaré en condiciones de dar mi opinión sobre nada, llevo casi una semana con gripe y lo veo todo un poco gris, en fin, quiero hablaros de este libro, que me pareció genial y aleccionador, en el que, igual que en una de mis anteriores opiniones referida a la "Naranja mecánica" es la juventud la que actúa como un arma de doble filo y la madurez o vejez lo hacen como bálsamo. Por cierto, este libro lo leí con unos 25 años, es decir no hace más de 4 años.
¿Qué ocurriría si todo el mundo fuésemos eternamente jóvenes? posiblemente lo que le ocurrió a Dorian, que por querer disfrutar plenamente de las diversiones que la sociedad nos ofrece, acabaríamos convirtiéndonos en seres viciados o viciosos, ya que careceríamos de propósitos condicionados a un plazo concreto, es decir, uno que sabe que va a envejecer, se marca unas metas para establecer unas etapas en su vida, vamos conociendo nuestras limitaciones para dar paso a otras capacidades que en la juventud no se tienen. Incurriríamos en una involución, como la que vivió el "joven" Dorian, siempre con aspecto lozano, bello y enérgico, vivió las mieles y diversiones de la adolescencia, pero por culpa de su vanidad se sumergió en una espiral de abyección y en definitiva de "mal vivir".
Si vamos a toda velocidad durante todo el trayecto, el motor se acaba quemando de manera repentina o símplemente nos estrellamos.
A parte de todo, las conversaciones con su amigo Lord Henry, en el que en ocasiones se convierte en su peor consejero, son perfectas.
En definitiva para mí, lo que quise interpretar es, cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir, y no sólo en el sentido de que Gray quería ser siempre bello, sino porque también consiguió a la mujer de la que tanto se enamoró y pagó las respectivas condenas por ambos deseos cumplidos.

Un abrazo y otro libro que sigo recomendando es:

No hay comentarios:

Publicar un comentario